Hace tan solo unos días ha saltado la noticia de un nuevo brote de Ébola en Guinea. Desde hace ya tres o cuatro décadas, venimos escuchando puntualmente de la existencia de estos brotes que causan una gran mortalidad. Pero ¿qué es exactamente el Ébola? ¿En qué consiste la enfermedad? ¿Cómo es de peligrosa? Vamos a intentar aclararlo en las próximas líneas.

La enfermedad causada por el virus del Ébola se denomina fiebre hemorrágica del Ébola. Es una enfermedad infecciosa aguda que afecta a humanos y también a monos. Se caracteriza por una alta tasa de mortalidad, que oscila entre el 50% y el 90% de los afectados.

¿Quién provoca la enfermedad?

Un virus de la familia de los Filoviridae. Esto a la mayoría de la gente no le dice nada, pero esta familia incluye además del virus del Ébola, el virus Marburg, que provoca otra enfermedad altamente mortal que también ha provocado brotes recogidos en los telediarios en los últimos años. Hasta el momento se han identificado cinco tipos de virus del Ébola, de los cuales cuatro causan la enfermedad en humanos: virus del Ébola-Zaire; virus del Ébola-Sudán, virus del Ébola-Costa de Marfil y el virus del Ébola-Bundibugyo. El tipo de virus Ébola-Reston es el único que hasta el momento no ha provocado enfermedad en humanos.

¿Dónde surgió?

El virus se describió por primera vez en 1976 por el Dr. David Finkes en dos brotes epidémicos simultáneos ocurridos en Nzara (Sudán) y Yambuku (República Democrática del Congo). La aldea en que se produjo el segundo de ellos está situada cerca del río Ébola, que da nombre al virus.

¿Cómo se contagia?

El virus del Ébola se introdujo en la población humana como consecuencia de un contacto estrecho con la sangre, secreciones, órganos u otros líquidos corporales de animales infectados (chimpancés, gorilas, murciélagos de la fruta, antílopes…). El paso de persona a persona se provoca por el contacto con la sangre y los fluidos corporales del sujeto infectado, y por contacto con equipo médico contaminado (como agujas).

Actualmente, se considera que las personas en riesgo de contraer fiebre hemorrágica por virus Ébola son aquellas con antecedentes de viajes a las zonas donde se dan brotes de Ébola (África subsahariana), las personas que cuidan a los pacientes infectados, así como los trabajadores que se encuentran en contacto con primates infectados de origen africano. Otras personas en riesgo potencial son los trabajadores de laboratorio que trabajan con animales infectados o con cultivos del virus en tejidos.

Las infecciones por virus Ébola son agudas y no existe el estado de “portador”. El reservorio natural del virus se cree que son los murciélagos de la fruta de la familia Pteropodidae.

Síntomas

Se caracteriza por la aparición súbita de fiebre, debilidad intensa y dolor de músculos, cabeza y garganta, lo cual va seguido de vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, disfunción renal y hepática y, en algunos casos, hemorragias internas y externas. El periodo de incubación (intervalo desde la infección hasta la aparición de los síntomas) varía de 2 a 21 días.

Tratamiento

No hay una cura conocida. Los medicamentos existentes para combatir virus (antivirales) no funcionan bien contra el virus del Ébola. El paciente generalmente es hospitalizado y muy probablemente requiera cuidados intensivos. Las medidas de soporte incluyen medicamentos (antitérmicos para la fiebre) y líquidos administrados por vía intravenosa. Los problemas de sangrado pueden requerir transfusiones de plaquetas o plasma fresco. Recordemos que hasta un 90% de los pacientes muere a causa de esta enfermedad. Los pacientes generalmente mueren por hipotensión arterial (shock) más que por la pérdida de sangre. No existen vacunas, aunque hay varias en fases experimentales (tardarán años en llegar, en el mejor de los casos).

Localización mundial de la enfermedad

La enfermedad en humanos ha estado limitada hasta ahora a partes de África, aunque  el tipo de virus Ébola-Reston recientemente se ha encontrado en las Filipinas (recordemos que, de momento, este tipo no provoca enfermedad en humanos).

Hasta la fecha, se han registrado 21 brotes de Ébola, recogidos en la siguiente tabla copiada de la OMS:

Año País Especie del virus Casos Defunciones Tasa de letalidad
2011 Uganda Ébola-Sudán 1 1 100%
2008 Rep. Democrática del Congo Ébola-Zaire 32 14 44%
2007 Uganda Ébola-Bundibugyo 149 37 25%
2007 Rep. Democrática del Congo Ébola-Zaire 264 187 71%
2005 Congo Ébola-Zaire 12 10 83%
2004 Sudán Ébola-Sudán 17 7 41%
2003 (Nov-Dic) Congo Ébola-Zaire 35 29 83%
2003 (Ene-Abr) Congo Ébola-Zaire 143 128 90%
2001-2002 Congo Ébola-Zaire 59 44 75%
2001-2002 Gabón Ébola-Zaire 65 53 82%
2000 Uganda Ébola-Sudán 425 224 53%
1996 Sudáfrica Ébola-Zaire 1 1 100%
1996 (Jul-Dic) Gabón Ébola-Zaire 60 45 75%
1996 (Ene-Abr) Gabón Ébola-Zaire 31 21 68%
1995 Rep. Democrática del Congo Ébola-Zaire 315 254 81%
1994 Costa de Márfil Ébola-Costa de Marfil 1 0 0%
1994 Gabón Ébola-Zaire 52 31 60%
1979 Sudán Ébola-Sudán 34 22 65%
1977 Rep. Democrática del Congo Ébola-Zaire 1 1 100%
1976 Sudán Ébola-Sudán 284 151 53%
1976 Rep. Democrática del Congo Ébola-Zaire 318 280 88%