En este nuevo post me gustaría abordar el tema de la difícil relación que la sociedad parece tener a menudo con la ciencia y en particular con la química. Como en muchos otros casos hay un problema de desinformación, publicidad engañosa y clichés muchos clichés. Si me remonto unos (bastantes ya) años atrás cuando estudiaba la carrera de químicas, todavía puedo recordar a algún gracioso diciéndome: “tú de hacer drogas debes saber un montón” o “seguro que sabes preparar bombas”. Mis respuestas eran siempre del tipo (nótese el modo de ironía ON) “si claro eso nos lo enseñan en introducción a la anfetamina  1”. A día de hoy todavía me sorprende que con todas las cosas positivas que tienen que ver con la química la gente sólo pensara en drogas y explosivos. Hemos evolucionado hacia una cultura en la que los productos químicos nos dan miedo. Consideramos la química  artificial, tóxica y peligrosa. No es un miedo del todo infundado porque aunque la química ha hecho y sigue haciendo cosas muy buenas para nuestra sociedad, es cierto que la química es también responsable de cosas terribles como la guerra química o desastres como el ocurrido en la ciudad india de Bhopal donde murieron miles de personas.

productos químicos

Le tenemos tanto miedo a la química que hemos inventado el término de quimiofobia. Según La Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (más conocida por sus siglas en inglés IUPAC) la quimiofobia se define como “un miedo irracional a los productos químicos”. Y a nosotros, consumidores de los medios de comunicación nos encantan las historias de terror. La publicidad nos inunda con productos que dicen estar libres de compuestos químicos. Nuestra comida debe estar libre de productos químicos, nuestros cosméticos deben estar libres de productos químicos, nuestras bebidas deben estar libres de productos químicos, nuestros productos de limpieza deben estar libres de productos químicos y así con todo…

Ahora os propongo un ejercicio, imaginad un mundo sin química. Alerta de “spoiler”, no es posible. No se pueden evitar los productos químicos, no hay productos libres de químicos. Todo está hecho de átomos y moléculas. Todo es química. Así que nos están engañando, nada de lo que consumimos está libre de químicos porque simple y llanamente nuestra comida, nuestros cosméticos, nuestras bebidas y nuestros productos de limpieza son productos químicos y así con todo…  Pero si todavía estáis pensando en cómo sería un mundo sin química aquí tenéis una historieta muy simpática para que os hagáis una idea.

A pesar de que siempre nos llaman más la atención las cosas negativas asociadas a la química, la realidad es que lo positivo supera con creces a lo negativo. Podría estar escribiendo cosas positivas de la química por semanas pero no es plan de que el post sea eterno. Así que voy a destacar algunos avances gracias a la química sin los que definitivamente no podríamos subsistir a día de hoy. Insisto, la química está en todos y cada uno de los aspectos de nuestras vidas, pero para muestra un botón. He aquí unos cuantos ejemplos de áreas donde la química ha sido y es imprescindible.

Sociedad y confort

Empecemos por algo sencillo como el agua potable. Sin los procesos de purificación y desinfección del agua nuestra vida sería mucho más complicada. Y probablemente nuestra esperanza de vida más corta. El agua en un futuro va a ser un problema muy importante, las reservas de agua dulce del planeta están disminuyendo. La química tiene un papel muy importante en el desarrollo de métodos de desalinización de aguas, porque no nos olvidemos que las mayores reservas de agua del planeta son los océanos y están salados.

Vivimos en la era del plástico. Los plásticos se encuentran en todas las facetas de nuestra vida. Ropa, tejidos, televisores, teléfonos, reproductores de música, ordenadores, electrodomésticos en general, carrocerías de vehículos. El plástico se ha convertido en un material indispensable. Y es gracias a avances en química durante siglos que hemos aprendido a extraer fracciones de petróleo para convertirlas en plástico y a su vez en objetos de uso imprescindible.

Medicina

El desarrollo de los medicamentos es una de las contribuciones más importantes de la química. Y hemos doblado nuestra esperanza de vida gracias a la química. Empecemos otra vez por algo sencillo. La anestesia se introdujo por primera vez a finales del siglo XIX. Ahora pensad como eran antes las operaciones cuando no había anestesia, o ir a sacarte una muela al dentista… Hace un siglo una infección bacteriana era casi una garantía de muerte. Gracias a la química tenemos antibióticos y se sigue investigando en la síntesis de antibióticos más avanzados. Podemos hablar largo y tendido de como tus posibilidades de superar un cáncer aumentan exponencialmente gracias al uso de medicamentos desarrollados por químicos o tratamientos cada vez más avanzados que han conseguido que el sida casi sea más una enfermedad crónica que una sentencia de muerte.

Desde el descubrimiento de la estructura de la molécula de ADN hace unos 50 años, la química se ha convertido en la base de la investigación en genética. La química ha abierto las puertas del entendimiento de la vida y la herencia genética y ha contribuido al desarrollo de la medicina forense y la antropología.

Energía y combustibles

No hay mucha discusión al respecto. Sin fuentes de energía nuestra sociedad tal y como la conocemos colapsaría. Es gracias a la química que sabemos como obtener energía de los combustibles fósiles. Sin fuentes de energía olvidaros de la electricidad, la calefacción, el transporte, de todo…  La energía nuclear por razones obvias tiene muy mala prensa, todos nos acordamos de Chernobyl. Pero algún día se van a acabar los combustibles fósiles y hay que considerar alternativas, y de manera responsable la energía nuclear puede ser parte de la solución. En cualquier caso lo que sabemos de energía nuclear y lo que aprenderemos en el futuro también se lo debemos a la química. Un dato que a lo mejor os resulta curioso, el 80% de la electricidad en Francia procede de la energía nuclear.

No me olvido de las renovables, en particular del Sol. La química es una de las ramas de la ciencia que más contribuye en el avance de creación de nuevos materiales capaces de aprovechar la luz del Sol para producir energía. Se están haciendo avances y en un futuro una parte importante de la energía será renovable.

Agricultura

No nos olvidemos que tenemos que comer. Qué sería de la agricultura sin el uso de los fertilizantes. Aquí la contribución de la química ha sido inmensa. Gracias a la química se han desarrollado fertilizantes que ayudan a incorporar los nutrientes ricos en nitrógeno y fosforo que las plantas necesitan. Inicialmente los nitratos que se utilizaban como fertilizantes se extraían de las minas. La atmosfera está compuesta aproximadamente por un 79% de nitrógeno gas. A principios del siglo XX se desarrolló un proceso químico conocido como proceso de Haber-Bosch que permite transformar el nitrógeno atmosférico en productos químicos que pueden ser absorbidos por las plantas en forma de fertilizantes. El descubrimiento de este proceso químico que ha revolucionado la agricultura les valió el premio Nobel de Química a sus creadores Fritz Haber y Carl Bosch  en 1918.

Tecnología

Somos una sociedad dependiente de la tecnología. En este post he empezado hablando de que todo es química y a día de hoy casi que todo es tecnología. Es difícil empezara a hablar de la contribución de la química en la tecnología porque está por todas partes. Coches más ligeros porque hemos sustituido metales con plásticos, medios de transporte más rápidos y que consumen menos energía gracias al desarrollo de combustibles más eficientes, catalizadores que reducen las emisiones de los vehículos al medio ambiente. La química es responsable del desarrollo de materiales semiconductores que nos permiten tener mejores comunicaciones y ordenadores más potentes. Se está trabajando en ordenadores a escala microscópica donde se almacena memoria en átomos y pequeñas moléculas. Todas las fibras sintéticas como poliésteres, nilón y poliamidas son resultados de avances tecnológicos en química. Ahora se está trabajando en materiales inteligentes que cambian de forma, de color o que pueden auto-repararse. En fin, un sinfín de aplicaciones…

Y ahora a lo mejor hay alguno que todavía preguntara  ¿Aparte de mejorar la sociedad, la medicina, la agricultura, la tecnología y proporcionarnos energía,  qué ha hecho la química por nosotros?

Para terminar os dejo con una reflexión de a modo de tweet de Neil deGrasse Tyson que sabe siempre de lo que habla: “Algunos de mis mejores amigos, de hecho todos y cada uno de mis mejores amigos, están hechos de compuestos químicos”