¿Quién no ha oído hablar de ellos o ha tenido algún caso de piojos en alguien cercano? Seguramente con solo leer su nombre a mucha gente le empieza a picar de manera automática la cabeza. Vamos a conocerlos un poco más, para poder saber exactamente lo que son y cómo combatirlos.

¿QUÉ SON?

Los piojos son insectos. Sí, como la mosca o las hormigas. Además, son hematófagos. Esto quiere decir que se alimentan de sangre. Como los mosquitos, por ejemplo. Hay más de 3100 especies de piojos conocidas. Pertenecen a la orden de los Phthiraptera y el piojo que afecta a los mamíferos es de un grupo más pequeño de 500 especies que se denomina Anoptura. Los piojos son parásitos. Concretamente ectoparásitos (viven fuera del cuerpo del animal al que parasitan)

Cada piojo es específico de un huésped determinado, de tal manera que un piojo de un perro, por ejemplo, no afecta a los humanos. Los humanos pueden estar infestados por tres tipos de piojos: piojo del cuerpo (Pediculus humanus corporis), piojo del pubis o ladilla (Pthirus pubis) y piojo de la cabeza (Pediculus humanus capitis). En este post vamos a hablar exclusivamente del piojo humano de la cabeza.

DESCRIPCIÓN

El piojo adulto tiene un tamaño medio de entre 2 y 3,5 mm, siendo el macho menor que la hembra. Su cuerpo es aplanado, de color blanco, pero una vez que el piojo ha ingerido la sangre de la que se alimenta, su color pasa a ser rojo o negro. No puede volar ni puede saltar, pero se mueve con rapidez (entre 6 y 30 centímetros por minuto en condiciones normales). Tiene en tres pares de patas cortas que le sirven para agarrarse fuertemente al cabello Su abdomen es más ancho que el resto de su cuerpo. Tiene unas aperturas que cumplen las funciones de respiración y excreción. La cabeza tiene antenas cortas y unas piezas bucales especializadas que son precisamente las que le permiten perforar la piel del huésped y chupar posteriormente la sangre de la que se alimentan.

 

piojos

Fuente: http://www.efn.uncor.edu/departamentos/divbioeco/anatocom/La%20Diversidad%20de%20los%20seres%20vivos/piojos.htm

 

CICLO VITAL DEL PIOJO

La vida media del piojo es de 30 a 40 días (pero puede llegar a vivir hasta dos meses) y durante ese tiempo su ciclo vital se compone de tres fases: el huevo o liendre, la ninfa o larva y el adulto. El piojo, que se alimenta casi continuamente de sangre, se reproduce con gran facilidad. El piojo hembra pone entre siete y diez huevos diarios durante toda su vida adulta, que dura entre 20 y 35 días, por lo que en total puede llegar a poner hasta 350 liendres. Estos huevos se adhieren a la raíz del pelo por medio de una sustancia pegajosa que es insoluble en agua. El desarrollo de los huevos es dependiente de la temperatura ambiente, puesto que no toleran bien las temperaturas elevadas. Los huevos tardan en eclosionar entre diez y doce días. De ellos surgen los piojos jóvenes o ninfas, que miden aproximadamente un milímetro de tamaño. Tras sufrir tres mudas sucesivas durante los siguientes diez-doce días, las ninfas alcanzan el estado adulto.

 

piojos

Fuente: http://nyda.es/es/los-piojos/cual-es-la-diferencia/

Como hemos comentado más arriba, los piojos se alimentan exclusivamente de sangre humana. Necesitan comer varias veces al día y eso implica que no pueden vivir fuera del cuerpo humano más de 48 horas. Los piojos se localizan preferentemente cerca de la nuca y en la coronilla.

PEDICULOSIS

La infestación del cuero cabelludo y pelo humanos por el piojo de la cabeza se denomina pediculosis. Se estima que entre un 1 y un 3% de la población presenta esta infestación en países industrializados. Sin embargo, en el ámbito escolar, la prevalencia puede ser superior al 25%.

En contra de la creencia popular, tener piojos no implica una higiene descuidada o suciedad. No es más frecuente tener piojos ni por la longitud del pelo ni por el tipo de peinado. Los piojos prefieren el pelo limpio al sucio y el liso al rizado. La edad en la que es más frecuente en que se produzca la pediculosis es entre los tres y los diez años. La transmisión de la infestación es, de manera general, por contacto directo cabeza-cabeza. Es mucho menos frecuente, incluso está puesta en duda, la transmisión por contacto con objetos como vestidos, peines, sombreros, ropa de la cama, etc.

SÍNTOMAS

Uno de los primeros síntomas y el más frecuente es el picor (prurito) del cuero cabelludo. Sin embargo, es frecuente la infestación por piojos en niños sin que exista la sensación de picor. El prurito puede tardar hasta seis semanas en aparecer. Si el picor es muy intenso la persona tiene a rascarse con vigor, produciéndose lesiones en la piel como escoriaciones, eccemas e incluso esas lesiones se pueden infectar. Algunas veces puede haber fiebre baja, poliadenopatías (ganglios inflamados), dolor de cabeza, malestar e irritabilidad.

DETECCIÓN

Ver al piojo vivo no siempre es fácil, puesto que se mueve relativamente rápido. Es más fácil detectarlo cuando el pelo está húmedo. Sin embargo, es más sencillo darse cuenta de que una persona tiene pediculosis viendo liendres que piojos adultos. Generalmente, en una infestación hay entre 8 y 12 piojos vivos y hasta 100 liendres. A veces podemos confundir las liendres con otro tipo de productos que nos encontremos en la cabeza (motas, caspa, pelusas…). La mejor manera para distinguirlas es tener en cuenta que las liendres no se quitan del pelo con facilidad, porque están bien adheridas. Si se elimina soplando o pasando la mano, no es una liendre.

TRATAMIENTO

El tratamiento incluye pediculicidas de acción química, de acción física, eliminación mecánica de piojos y liendres y tratamientos alternativos

Pediculicidas de acción química

  1. Piretrinas sintéticas (permetrina). Son de primera elección, según la OMS, por su baja toxicidad y su alta eficacia, si bien esto empieza a ponerse en entredicho puesto que empieza a haber frecuentes resistencias.

¿Cómo actúan? Lo hacen sobre el sistema nervioso del insecto, provocando su parálisis y muerte. Es frecuente que se asocien con butóxido de piperonilo, para potenciar su acción. Se utilizan en concentraciones de entre el 0,75 y el 5% No es eficaz al 100% sobre los huevos.

¿Cómo se usan? Cuando son en loción se aplican sobre el cabello seco. Se dejan actuar un tiempo (según las indicaciones de cada fabricante) y después se lava el pelo y se seca al aire. El champú  se emplea cuando hay muchos piojos y se utiliza tras la loción. Se deja actuar mínimo cinco minutos y luego se reaplica.

Precauciones. No usar en menores de dos años. No utilizar secador eléctrico, porque el calor inactiva la permetrina. Evitar contacto con mucosas y ojos.

Marcas comerciales (España): Filvit-P, OTC, Nix crema, Cuprex (ZZ)… En asociación con otros pediculicidas: Paraplus spray (con malatión y butóxido de piperonilo), Kife-P y OTC crema (con butóxido de piperonilo), Vapio (aletrina en vez de permetrina, y butóxido de piperonilo).

  1. Malatión (organofosforado).

¿Cómo actúa? Inhibe la transmisión nerviosa del insecto. Es eficaz tanto en adultos como en liendres.

¿Cómo se usa? Requiere un tiempo de aplicación largo, de unas ocho horas y el tratamiento ha de repetirse a los siete días. Debido a su mal olor y a su carácter inflamable, no es de los más empleados.

Precauciones. No usar en menores de seis años. Evitar contacto con mucosas y ojos.

Marcas comerciales (España): Filvit loción.

  1. Lindano (derivado del DDT).

¿Cómo actúa? Atraviesa la capa de queratina del pioho y produce parálisis y muerte. No es eficaz al 100% sobre los huevos.

¿Cómo se usa? Aplicar dos o tres veces cada cuatro días.

Precauciones. No usar en menores de dos años. Evitar contacto con mucosas y ojos (es muy irritante). Puede producir dermatitis. No usar en ancianos.

Marcas comerciales (España): Kife gel.

Pediculicidas de acción química

  1. Siliconas (dimeticona).

¿Cómo actúa? Paraliza y asfixia al pijo. No crea resistencias. Poco tóxico y bien tolerado. Se puede usar en embarazadas, madres lactantes y personas con piel sensible.

¿Cómo se usa? Aplicar sobre el pelo seco y dejar actuar al menos 30 minutos (según fabricante). Lavar y secar el pelo sin usar secador. Repetir el tratamiento siete días después.

Precauciones. No usar en menores de seis meses. Evitar contacto con mucosas y ojos.

Marcas comerciales (España): Neositrín.

Eliminación mecánica de piojos o liendres

Generalmente se recomienda el uso de la liendrera tras la aplicación del fármaco para eliminar piojos vivos, ninfas y liendres. Se debe peinar el pelo a días alternos o incluso cada día hasta que ya no se observen huevos o liendres o en cualquier caso, unas dos semanas. Se debe hacer de una manera muy meticulosa, cubriendo todas las áreas del pelo. Si al realizar el peinado con la liendrera no se sacan piojos, podemos suponer que el tratamiento ha sido eficaz. Si se obtienen uno o dos piojos adultos puede ser que haya habido reinfestación (nuevos piojos) o que haya resistencia al tratamiento. Si lo que sacamos son varios piojos, lo más probable es que se trate de una resistencia, por lo que debe utilizarse un pediculicida diferente.

piojos

Fuente: Tu pediatra.com

Tratamientos alternativos

Su eficacia no está absolutamente probada. Aquí incluiríamos a las liendreras eléctricasm que emiten una descarga eléctrica al contactar con el pijo, los aceites de lavanda y árbol del té, que se emplean como preventivos y el vinagre diluido, puesto que el ácido acético presente en el vinagre disuelve la sustancia que permite que las liendres se peguen al pelo.

 

Ah, y para acabar. No. Las farmacéuticas no se dedican a soltar piojos en las puertas de los colegios para así vender más antipiojos. Tienen cosas mejores que hacer.