Creo que casi todo el mundo ha oído hablar del ornitorrinco. Es un animal tan raro, que enseguida se les cuenta  a los niños cómo es.

Hay gente que lo define como un castor con pico y patas de pato. Otros como una mezcla de mamífero, ave y reptil. Los europeos lo vieron por primera vez en 1798. Meses después se mandó la piel de un ejemplar a Inglaterra, para que los científicos lo estudiasen. Cuando les llegó a los naturalistas ingleses pensaron que se trataba de una broma o una falsificación.

ornitorrinco

Piel del primer ornitorrinco enviado a Europa

En este post vamos a intentar que lo conozcáis mejor.

CLASIFICACIÓN

El nombre científico en latín del ornitorrinco es Ornithorhynchus anatinus. En realidad éste no fue su primer nombre. George Shaw, naturalista del Museo Británico, propuso llamarle Platypus anatinus que significa con pies planos parecido a un pato. Pero el nombre de Platypus ya estaba “cogido” para un género de escarabajos. El alemán J.F. Blumenbach, que había recibido de manera paralela otro ejemplar de ornitorrinco propuso otro nombre: Ornythorhynchus paradoxus, que significa con hocico de ave paradójico. En taxonomía las reglas dan prioridad al nombre más antiguo, el de Shaw. Pero como Platypus no se podía ya poner, se adoptó para el género el nombre propuesto por Blumenbach, Ornythorhynchus, y se mantuvo el nombre específico de Shaw, anatinus. Como curiosidad, en inglés ornitorrinco se dice… platypus. Taxonómicamente el ornitorrinco pertenece al orden de los monotremas. ¿Y qué son los monotremas? Pues son mamíferos ovíparos, que ponen huevos.

El orden de los monotremas integra dos familias: taquiglósidos y ornitorrínquidos. Dentro de los taquiglósidos hay cuatro especies: el equidna de hocico corto, que habita en Oceanía; y tres especies de zaglosos o equidnas de hocico largo, que viven fundamentalmente en Nueva Guinea. En la familia de los ornitorrínquidos la única especie es nuestro protagonista de hoy. Por lo tanto solo existen cinco especies de mamíferos que ponen huevos.

DESCRIPCIÓN

Vamos a intentar describir a nuestro amigo. Puede medir entre 30 y 60 centímetros de longitud y pesan entre 1 y 2,5 kilogramos los machos y  0,7 y 1,6 kilogramos las hembras.

Tiene un pico ancho aplanado, en una cabeza relativamente pequeña. El pico está cubierto por piel lisa. Estos animales no tienen orejas y sus  ojos son también pequeños. Además, tiene abazones, como los hámsteres (son bolsas de piel en la boca utilizadas para guardar comida). Los ejemplares jóvenes poseen dientes que pierden en edad adulta. El cuerpo está recubierto por una piel espesa resistente al agua. Es de color marrón oscuro en la parte del dorso y más blanquecino en el vientre. Tiene unas patas cortas, palmeadas con dedos con largas uñas. Posee una cola ancha que se utiliza, entre otras cosas, como almacén de grasa.

Una imagen es mucho mejor que cualquier descripción:

ornitorrinco-pico

HÁBITAT

El ornitorrinco vive en Australia. Concretamente le podemos encontrar la zona este y en Tasmania, como vemos en el mapa (de wikifaunia.com).

australia

Nuestro protagonista habita siempre en zonas de agua dulce: lagos, lagunas, ríos, arroyos… Sus madrigueras son túneles bastante complicados, con muchas galerías excavadas en las orillas de los ríos. Otro dato curioso es que las hembras excavan frecuentemente dos madrigueras diferenciadas. Una para las crías y otra para el macho y ella misma.

COMPORTAMIENTO Y ALIMENTACIÓN

Para continuar con las rarezas de este animal, hay que decir que se trata de un mamífero semiacuático. Pese a que sus madrigueras están en tierra, pasa la mayor parte de su tiempo nadando, actividad para la cual está perfectamente preparado. Es un animal más bien nocturno y de hábitos solitarios. Cuando están sumergidos en el interior del agua, sus ojos y oídos quedan protegidos por una membrana y se orientan gracias a los órganos sensoriales presente en su pico. En tierra se desenvuelve con movimientos lentos y generalmente arrastrándose con su vientre.

Se alimenta fundamentalmente de pequeños crustáceos y moluscos de agua dulce. También come renacuajos, larvas de insectos, huevas de peces… Es capaz de ingerir en un solo día una cantidad de comida equivalente a su peso corporal. Una nueva curiosidad del ornitorrinco: tiene en su pico unos electrorreceptores que utiliza para detectar a sus presas. Gracias a estos sensores son capaces de detectar los campos electromagnéticos que generan otros animales. Esto le vale tanto para detectar a sus presas como a posibles depredadores.

REPRODUCCIÓN

Tanto machos como hembras tienen varias parejas sexuales. Las hembras alcanzan la madurez sexual entorno a los dos años. Tras el apareamiento (una vez al año, acuático) la hembra excava una madriguera para depositar los huevos. Aproximadamente 21 días después del apareamiento, las hembras ponen entre uno y cuatro huevos, que eclosionan entre 10 y 14 días después.

Las hembras carecen de mamas con pezones (una rareza más, y van…). ¿Cómo dan de mamar entonces a las crías?  Las glándulas mamarias segregan la leche que se transpira por los poros de la piel (como si fuese sudor). Los recién nacidos lamen la leche de unos surcos abdominales que tiene la hembra.

VENENOSO

Casi para el final hemos dejado una (pen)última curiosidad. Los machos tienen en las patas traseras un espolón que segrega veneno. No es el único mamífero venenosos, pero sí el único que no secreta el veneno a través de la mordedura. Su veneno es moderadamente tóxico. Es capaz de matar a mamíferos pequeños y en las personas produce diversas reacciones generalmente cutáneas.

GENOMA

Según Samantha Hopkins, profesora asociada de geología en la Universidad de Oregón, es uno de los pocos descendientes vivos de un antepasado que se separó de los demás mamíferos hace 166 millones de años. Así, de todos los mamíferos del mundo, el ornitorrinco es el que está menos emparentado, el que tiene menos relación con el ser humano.

Aparición de rasgos a lo largo de millones de años en el linaje de los mamíferos. Tomado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2803040/

Aparición de rasgos a lo largo de millones de años en el linaje de los mamíferos. Tomado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2803040/

En el año 2008 un consorcio de científicos internacional, entre los que se encontraban Xose Suárez Puente y Carlos López Otín, del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Oviedo, secuenció y analizó el genoma completo del ornitorrinco. Su cariotipo comprende 52 cromosomas y dentro de ellos hay unos 18.500 genes, similar a la cantidad de genes que poseen otros mamíferos. Unos pocos de esos cromosomas son grandes y muchos son bastante pequeños, lo que es una reminiscencia de los macro y microcromosomas reptilianos. EL ornitorrinco tiene múltiples cromosomas sexuales, con cierta homología con el cromosoma Z de los pájaros. Recordemos que los seres humanos  tienen dos cromosomas sexuales (XX en el caso de la mujer; XY en el caso del hombre). Pues bien, el ornitorrinco tiene diez. El genoma del macho contiene cinco cromosomas Y y cinco X y el de la hembra tiene diez copias del X. De acuerdo con este trabajo, aproximadamente el 82% de los genes del ornitorrinco es común a los genomas de otros mamíferos. Sin embargo, también tiene importantes rastros de genes de ave y reptil. Así, posee tanto los genes de reptiles como los de mamíferos relacionados a la fertilización de los óvulos. Además, se encontraron una serie de genes que codifican receptores olfativos que otorgan la capacidad de oler bajo agua.

Estamos, en definitiva, ante un animal muy especial y peculiar. Un animal cuyo estudio aporta mucho desde el terreno de la evolución.