Polémica ADNSegún hemos podido ver hace muy pocos días en la prensa, un informe realizado por la OCU ha encontrado ADN de caballo en hamburguesas envasadas de venta en algunos supermercados. El estudio realizado porla OCU consiste en un análisis de diferentes parámetros de calidad de la carne, su etiquetado y unas pruebas de ADN para chequear si hay presencia de ADN de caballo. Este estudio se realiza por el gran revuelo provocado hace unas semanas por un estudio similar en Irlanda en el que se encontraba ADN equino en un porcentaje elevado en varias marcas de hamburguesas.

Ante esta noticia, las dos cadenas de supermercados han reaccionado de manera bastante diferente. Por un lado, una de ellas ha suspendido inmediatamente la venta de las hamburguesas en cuestión, mientras que la otra mantiene la venta de su producto. En cualquier caso, ambas afirman que la presencia del ADN de caballo no implica la presencia de carne de equino, sino que puede proceder de “alguna contaminación cruzada de algunas de las materias prima”. ¿Puede esta explicación que dan las empresas ser cierta? ¿La presencia de ADN de caballo no es una prueba inequívoca de carne de ese animal? Las respuestas rápidas son Sí y No.

Adn Jamburguesas

 Poco a poco. La presencia de ADN de caballo es indicativa de que ahí hay algo de origen equino. Eso está claro. Ahora bien, es muy importante determinar las cantidades relativas encontradas. En el caso irlandés, hablamos de porcentajes de entre el 0,1 y el hasta el 29%. Las cantidades halladas en las hamburguesas españolas aún no están claras, pero parece ser que se habla del 0,1%. Para que nos hagamos una idea. Un 0,1% es lo mismo que 1 gramo en un kilo. Es decir, es el equivalente a encontrar una pepita de limón en un kilo de carne. ¿Es esto fraude o contaminación?

La contaminación cruzada en esas cantidades sí es posible. Durante cualquier procesado, si no se es especialmente cuidadoso con la limpieza, se pueden producir contaminaciones debido a la presencia de restos de un proceso anterior realizado en la misma máquina. Ahora bien… las empresas que fabrican estas hamburguesas (no los distribuidores), afirman que en sus plantas de procesado nunca entra carne equina, con lo que ¿dónde se ha producido la contaminación?

Conclusiones e incógnitas:

  1. La presencia de ADN de un animal indica que en algún momento ese animal ha estado allí.
  2. Necesitamos saber exactamente el % encontrado en las muestras, para poder hablar con propiedad de “fraude” o de “contaminación” (vamos, saber si nos están estafando o simplemente son unos chapuzas)
  3. En caso de que haya habido contaminación ¿en que parte del proceso se ha producido? Saber esto es más complicado, al menos desde el punto de vista científico, que es el que nos interesa aquí.

Próximamente os explicaremos como se detecta el ADN en muestras de carne, pelo o lo que sea…