dcienciaLa célula es sin duda la máquina más perfecta compleja y sencilla que ha existido jamás. En nuestro cuerpo las células viven en los tejidos, que son las diferentes capas que constituyen los órganos, la piel, el pelo… todas las partes de nuestro cuerpo. Como las personas, nuestras células tienen un periodo de infancia y un periodo adulto y como nosotros nuestras células crecen y adquieren las características que las definirán como adultas durante esta infancia.Y también como en “nuestro tejido social” serán las células adultas las que trabajen, sólo cuando paran de crecer y son mayores comienzan a trabajar. Los trabajos son múltiples y muy variados, pueden transmitir mensajes por los nervios, forman parte del esqueleto o la piel para cubrirnos y protegernos, producen las hormonas que regulan nuestro cuerpo, transportan oxígeno…

 Las células de un tejido nacen a partir de una célula progenitora, una de las pocas excepciones a esta norma “cuando seas mayor empiezas a trabajar”, su trabajo es producir células “infantiles” durante toda la vida de una persona. Estás células son específicas de cada tejido, así que tenemos un grupo de células progenitoras, seguidas por células jóvenes y luego células maduras que serán las que trabajarán y realizaran la función que debe cumplir el tejido y el órgano en el cuerpo.

Así que con un poco de imaginación podemos ver una célula en su capa de células, rodeada de sus hermanas y creciendo para llegar a ser una célula adulta que por ejemplo nos proteja como las de la piel. Todas las células del organismo tienen las mismas instrucciones, el ADN. El ADN es como una gran enciclopedia, básicamente aunque cada célula tiene la colección completa, las células sólo leen aquel tomo de la enciclopedia que les ayudará en el trabajo que desempeñarán cuando sean mayores. Es decir, aunque yo podría haber sido abogada o filóloga porque esta información estaba disponible para mí mientras me hacía adulta…estudié biología y ese es mi trabajo, aunque potencialmente podría haber sido otra cosa.

A veces cuando la progenitora genera a sus hijas hay algún error en la copia de la enciclopedia que las hijas se llevan del “hogar materno”, esto es una mutación en el ADN, un pequeño cambio en las letras. Estos errores son frecuentes, pero un pequeño error en una enorme enciclopedia como es el ADN muchas veces no importa, porque el texto se entiende igualmente. A veces, solo son responsables de pequeñas diferencias, en nuestro ejemplo podría ser la diferencia entre producir un poco más o menos de melanina, es decir células mas claras o más oscuras…podría ser por ejemplo, una peca.

Estos pequeños cambios pueden producirse al azar o pueden sumarse a algún cambio que se hubiera heredado de nuestros padres. Sin embargo hay sustancias, en el caso de nuestro ejemplo, podría ser la luz solar o algún elemento al que estemos expuestos en nuestro trabajo que daña a las células del tejido y pueden aumentar la posibilidad de que haya algún error en las células hijas o incluso que ya siendo células adultas empiecen a acumular errores en la enciclopedia.


Tumor

El acumulo de errores puede provocar que acabe por entenderse mal el texto de ciertas partes de la enciclopedia y en ocasiones hay errores críticos que pueden determinar el destino de una célula. Por ejemplo en una enciclopedia el cambio de una letra no es trascendente, sin embargo si el cambio fuera en uno de los números del índice, al usar el índice para llegar a nuestra función llegaríamos a la página incorrecta y nuestra célula no sabría correctamente cual es su profesión sería “una célula defectuosa”.

En el caso que nos ocupa, los tumores acumulan diferentes errores en la enciclopedia pero en todos los casos el resultado es el mismo, leen el mismo tomo de la enciclopedia, el tomo de “como generar otras células”. Es decir empiezan a poder dar células hijas como hacen las células progenitoras, sin embargo al no ser ellas verdaderas progenitoras las células hijas son también aberrantes. Es como cuando en una sociedad hay un individuo haciendo “intrusismo profesional” yo puedo fingir que soy abogada pero si no estudié derecho, lo más probable es que sea una abogada penosa y mis clientes acaben en la cárcel.

El problema llegados a este punto es que el espacio en un tejido y órgano es finito, y los recursos limitados. Mientras que sus hermanas trabajan y protegen los tejidos de debajo nuestra célula aberrante para de trabajar como sus hermanas y empieza a producir hijas que ocuparán sitio, pero no trabajarán nada…desplazando de su sitio a las células adultas sanas. Además también como en nuestra sociedad, producir hijos es un trabajo agotador…y para hacer hijos hacen falta nutrientes y materiales que nuestras células aberrantes les quitan a sus, ya en este punto, medio-hermanas. Salirse del orden “social” del tejido les ofrece una ventaja sobre sus medio-hermanas, mucho más pacíficas, a las que podrían acabar desplazando. Sin embargo de nuevo como en nuestra sociedad, el organismo es muy complejo y aunque haya problemas en un vecindario, a veces la comunidad de vecinos es capaz de aislar a las células aberrantes y encerrarlas…lo que es un tumor benigno, “invitarlas” al suicidio o incluso llamar a la policía, el sistema inmune… Aunque esto es otra historieta que creo que se merece otro post.