Durante varios días se ha hablado y especulado mucho sobre el asesinato de Kim Jong-nam, hermano del líder de Corea del Norte Kim Jong-un. Las autoridades de Malasia han confirmado que Kim Jong-nam fue asesinado usando el agente nervioso denominado VX. VX pertenece a un listado de sustancias químicas elaborado por la Organización de Naciones Unidas (ONU). Estas sustancias han sido catalogadas como armas de destrucción masiva y su producción está prohibida desde 1972.

Noticias como la del asesinato de que Kim Jong-nam hacen saltar todas las alarmas porque aunque la mayoría de países han firmado tratados para la destrucción y prohibición de estas armas químicas, hay países como Corea del Norte que no han firmado ningún tratado. En este post de Dciencia vamos a hablaros de tres moléculas usadas como armas químicas. Estos son los retratos de los asesinos en serie: VX, Sarin y gas mostaza.

S-[2-(Diisopropilamino)etil]metilfosfonotioato de O-etilo, alias VX

armas químicas
S-[2-(Diisopropilamino)etil]metilfosfonotioato de O-etilo, así de largo es el nombre de la molécula también conocida como VX. VX pertenece a la categoría de agentes nerviosos. Es un compuesto increíblemente venenoso, tanto que un terrorista debería pensarlo dos veces antes de decidirse a manipular VX. Sin embargo parece ser que la síntesis de VX no es complicada. VX fue inventado por químicos británicos en 1952, muy eficaz para matar insectos y muy eficaz también con seres humanos. Se sospecha que pudo ser utilizado en la guerra Irán-Iraq en la década de los 80. VX es un líquido incoloro e inodoro, unas pocas gotas en la piel pueden producir estragos en el sistema nervioso e incluso matar. VX puesto en comida o bebida puede envenenar a una persona, también puede ser rociado en forma de aerosol.

Los agentes nerviosos como VX inhiben la actividad de la enzima Acetilcolinesterasa que regula la actividad de un neurotransmisor llamado acetilcolina. Al inhibir la enzima Acetilcolinesterasa se produce una actividad descontrolada de la acetilcolina, lo cual puede causar espasmos musculares y la muerte. Minutos después de haber sido expuesto a VX una persona podría parar de respirar, convulsionar y desmayarse. Las probabilidades de supervivencia son muy bajas. Algunos supervivientes han experimentado durante meses después dolores de cabeza, estrés post-traumático y problemas de memoria. El tratamiento incluye el uso de atropina para detener los efectos de acetilcolina y pralidoxima para reiniciar la actividad de la enzima Acetilcolinesterasa.

Metilfosfonofluoridato de O-isopropilo, alias Sarín

armas quçimicas

Metilfosfonofluoridato de O-isopropilo más conocido como Sarín,  al igual que VX, pertenece a la categoría  de agentes nerviosos. Su nombre es un acrónimo de los nombres de sus descubridores los científicos Schrader, Ambros, Rüdiger y Van der Linde. Fue descubierto en Alemania en 1938. Es un líquido incoloro e inodoro y también puede ser usado en forma de aerosol.

Sarín fue utilizado en 1995 por un culto religioso en el metro de Tokio causando la muerte a 12 personas e hiriendo a miles. En 2013, cientos de civiles sirios murieron por el uso del sarín por parte del gobierno. Sarín, de manera similar a VX, inhibe la actividad de la enzima Acetilcolinesterasa causando Irritación de los ojos, dilatación de las pupilas, dificultad para respirar, sudoración intensa, vómitos, espasmos musculares, convulsiones, pérdida del conocimiento y asfixia. El tratamiento incluye el uso de atropina para detener los efectos de acetilcolina y pralidoxima para reiniciar la actividad de la enzima Acetilcolinesterasa.

Sulfuro de bis(2-cloroetilo), alias gas mostaza

armas químicas

El sulfuro de bis(2-cloroetilo) más conocido como gas mostaza, habitualmente usado en fase gaseosa aunque también se puede encontrar como liquido o sólido. Como gas tiene un olor parecido al ajo, la cebolla o la mostaza. Conocido como el “rey de los gases de guerra”, el gas mostaza fue utilizado por primera vez por el ejército alemán en 1917 y luego adoptada por los aliados. También fue utilizado durante la guerra de Irán-Iraq en la década de los 80.

El gas mostaza es un agente alquilante del ADN, inhibe la replicación del ADN lo que influye en la producción de proteínas. El gas mostaza también bloquea al glutatión, molécula involucrada en la respiración celular. No se aprecian síntomas en los primeros momentos de exposición al gas mostaza. Entre 2 y 48 horas después, se forman ampollas que se extienden por el cuerpo y pueden dar lugar a sepsis, básicamente una infección generalizada en el cuerpo. A largo plazo los efectos incluyen ceguera y daño permanente en los pulmones. No hay antídoto, el tratamiento incluye el use de detergentes para limpiar las áreas afectadas y el uso de antiinflamatorios y antibióticos para tratar los síntomas.