Hay muchos contenidos de ciencia que solamente se encuentran disponibles en inglés. Nos ha parecido muy interesante un artículo publicado recientemente en la red por la revista Chemical & Engineering News de la Sociedad Americana de Química y por eso hemos decidido hacer este post a modo de resumen-traducción para que aquellos lectores que no sepan inglés también lo puedan disfrutar.

Durante los 115 años de historia del Premio Nobel de Química ha habido varios químicos que hicieron descubrimientos merecedores del premio pero sin embargo nunca lo recibieron debido a la estricta normativa establecida por los premios, su carácter conflictivo, una muerte prematura o simplemente mala suerte. Estos eventos han convertido a algunos investigadores en “famosos perdedores del  Premio Nobel”. En este post se incluye la historia de 5 de ellos.

Dmitri Mendeleev, víctima de la administración.

nobel

Dmitri Mendeleev fue un químico ruso que desarrolló la tabla periódica de los elementos durante el siglo 19. El principal problema por el que no ganó el Nobel fue que los premios en sus orígenes establecían que sólo se podían conceder por descubrimientos recientes. Los trabajos de Mendeleev se consideraban “antiguos”. Posteriormente las normas cambiaron y se empezaron a considerar descubrimientos que aunque no fueran recientes tuvieran relevancia en la actualidad. En 1906 Mendeleev fue nominado después del cambio de normativa pero no se le concedió. Una de las teorías que se barajan es que Svante Arrhenius, uno de sus rivales y un importante miembro de la Real Academia Sueca que concede los premios, impidió que fuera galardonado. En 1907 Mendeleev fallece y no se le pudo conceder el Premio Nobel a título póstumo porque las normas establecen que sólo se pueden conceder a personas vivas.

Wallace Carothers, la paciencia no fue su mayor virtud.

nobel

En 1930 Wallace Carothers que trabajaba para la empresa DuPont descubrió el proceso de polimerización por condensación. Este proceso fue clave para el desarrollo en 1935 del nailon, un polímero que todos sobradamente conocemos por su uso como fibra textil pero que además tiene infinidad de aplicaciones industriales. El problema de Carothers es que el nailon no fue conocido fuera de Dupont hasta 1939 por lo que no pudo haber sido nominado antes de ese año. La reputación de Carothers en 1936 estaba por las nubes cuando se convirtió en el primer químico orgánico industrial que fue aceptado en la academia nacional de las ciencias de Estados Unidos. A pesar de eso no fue nominado a los Nobel. Carothers entro en una depresión, se volvió un alcohólico. Convencido de ser un fracaso se suicidó en 1937 terminando así con cualquier posibilidad de ganar el Premio Nobel. Hermann Staudinger, otro importante químico de la época trabajando en polímeros fue nominado varias veces entre 1931 y 1935 por el descubrimiento de otro tipo de polimerización. Staudinger finalmente lo consiguió en 1953 y quizá podría haber sido un premio compartido con Carothers de haberse mantenido firme.

Michael Dewar, un carácter de perros.

nobel

Michael Dewar, un profesor de química en la Universidad de Texas, fue un gran contribuidor de los métodos  semiempíricos que combinan datos experimentales y cálculos teóricos para estimar propiedades moleculares. Muchos piensan que no consiguió el Premio Nobel debido a su mal carácter. Al parecer debió ser una persona muy complicada que discutía con todo el mundo. En un evento delante de todo el público  llamo “desgracia para la ciencia” a un prominente científico de la época. También tuvo duros enfrentamientos con dos premios nobel, William N. Lipscomb and Linus Pauling, muy influyentes que pudieron bloquear sus posibilidades de ser galardonado. Michael Dewar fallece en 1997, de nuevo las reglas son claras y a nadie se le concede el Nobel a título póstumo.

Louis Hammett, los enemigos de sus amigos son sus enemigos.

nobel

Louis Hammet fue un pionero de la química orgánica física. La ecuación que desarrolló describe como los sustituyentes de una molécula afectan a su reactividad establece la química orgánica como una ciencia sistemática y no un simple cúmulo de observaciones. A menudo en los Premios Nobel pueden ser compartidos, por lo que el hecho de que haya científicos relevantes en tu área de investigación puede motivar nominaciones conjuntas y concesiones conjuntas. Se cree que podría haber sido razonable que Hammet compartiera el premio con Christopher K. Ingold, un notable químico que también trabajaba en el campo de la química orgánica física. Sin embargo Ingold tenía un poderoso enemigo, Robert Robinson, con gran influencia en el comité de los Nobel que decidía los premios. Indirectamante esto pudo haber perjudicado las posibildades de Hammet.

Howard Simmons, no se puede ser tan bueno.

simmons

Howard Simmons pasó su carrera profesional trabajando en DuPont de 1954 a 1991. Se cree que Simmons debería haber ganado el Premio Nobel por sus descubrimientos en el campo de la química supramolecular. Obtuvo de manera independiente los mismos hallazgos que Jean-Marie Lehn el cual si ganó el Premio Nobel en 1987 compartiéndolo con otros 2 químicos. Simmons tuvo un gran problema, el hecho de que no dedicó mucho tiempo a publicar sus resultados. Además se dice que Simmons era increíblemente generoso y a pesar de no haber publicado muchos de sus hallazgos si compartió sus resultados con el propio Lehn. Las reglas establecidas por los Premios Nobel imponen un límite de 3 galardonados lo que pudo haberle dejado fuera debido a la falta de resultados publicados. Cuando Lehn fue galardonado, llamó hasta dos veces a Simmons por teléfono para asegurarse de que no estaba enfadado, y según parece Howard Simmons se lo tomó bien no haberse llevado el premio.