Acaba ya mismo el año y toca hacer un pequeño repaso de los avances más importantes que nos ha dado la ciencia en este 2014. Faltan muchos más hechos relevantes, pero esto es solo una selección de lo que más nos ha llamado la atención este año.

 1. El primer aterrizaje de un artefacto humano en un cometa

Uno de los grandes hitos, al menos en cuanto a repercusión en prensa de este año ha sido un logro científico-tecnológico. Tras un viaje de diez años y 6.400 millones de kilómetros, la misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) logró el pasado noviembre liberar un módulo, llamado Philae, y posarlo sobre el 67P/Churyumov-Gerasimenko. Pese a que el aterrizaje de Philae no fue exactamente como se había previsto, su llegada al cometa se considera todo un éxito. Philae solo tuvo un tiempo de vida de tres días antes de que se le agotaran las baterías, pero aún así pudo recoger valiosa información. Así, gracias a esta misión sabemos que la composición del agua presente en el cometa es distinta a la de la Tierra (contiene proporciones diferentes de los isótopos del hidrógeno, concretamente más deuterio), lo cual casi descarta la teoría de que el agua existente en la Tierra proceda de los cometas, como se creía hasta ahora. Es posible que no vuelva a despertar hasta agosto, cuando reciba más luz.

Aterrizaje cometa

2. LONGEVIDAD

 Investigadores de la Universidad de Harvard encontraron en la sangre de ratones jóvenes un factor de rejuvenecimiento. Según publicaron en dos trabajos en la revista Science (aquí y aquí) inyecciones de la proteína GDF11 procedente de sangre de ratones jóvenes (2 meses) es capaz de rejuvenecer el músculo y el cerebro de ratones viejos (22 meses). Estos ratones mejoraron su capacidad de orientación y aprendizaj, entre otros aspectos remarcable. Queda mucho trabajo por recorrer para trasladar esto a humanos, pero si se pudiera supondría una nueva forma de tratar patologías relacionadas con el envejecimiento.

 En noviembre se publicaron los genomas de 17 de las personas más longevas del planeta (mayores de 110 años). Sin embargo, aún no se ha logrado encontrar genes que estén significativamente asociados con esta longevidad extrema.

3. DIABETES

 En abril un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard (EE.UU.) publicó un trabajo en el que se lograba por primera vez crear células beta pancreáticas (las productoras de insulina), lo que supone un logro técnico de primer orden y un buen paso hacia la curación futura de la diabetes tipo I por medio de la creación de células de reemplazo. Este equipo de científicos lo logró por medio de células madre embrionarias y células obtenidas de la piel de una enferma.

4. RECUERDOS

Por medio de la optogenética, investigadores de la Universidad de California Davis han conseguido borrar recuerdos existentes e implantar otros falsos en el cerebro de unos ratones. De esta forma, hasta consiguieron cambiar el contenido emocional del recuerdo de bueno a malo, o viceversa.

optogenética

5. GENÉTICA

 Investigadores del Instituto de Investigación Scripps en La Jolla, California (EE.UU.) han diseñado una bacteria semisintética con material genético artifical. Se trata de una E.coli a la que le han añadido dos bases nitrogenadas -X e Y-, que no existen en la naturaleza (recordemos que las bases nitrogenadas “normales” del DNA son G, T, C y A).

Consolidación de la tecnología CRISPR/cas9 como un procedimiento de extraordinaria versatilidad y eficiencia para editar genomas. En este blog tienen los lectores una magnífica explicación de en qué consiste esta técnica y su importancia. La influencia que CRISPR va a tener en un futuro puede ser inmensa, especialmente en terapias contra enfermedades de origen genético, puesto que podría permitirnos “cortar” el DNA y repararlo.

CRISPR/cas9

La empresa estadounidense Illumina logró por primera vez que el coste de secuenciar un genoma humano bajara hasta los 1.000$. El límite de los mil dólares es una idea que ya viene de 1999, cuando Craig Venter (impulsor del Proyecto Genoma Humano) comentaba que “para que la medicina personalizada fuera una realidad, y fuera rentable secuenciar genomas de los pacientes para su aplicación clínica, debía lograrse un precio de 1000 dólares por genoma”. Hay que recordar que el coste de la secuenciación del primer genoma humano fue de aproximadamente 3.000 millones de dólares.

 Un estudio colaborativo que implicaba  a 13 instituciones de todo el mundo, publicado en Cell en julio, describía una mutación en el gen CHD8 relacionada con el autismo. Mutaciones en este gen parecen ser la causa de un subtipo de autismo. Es la primera vez que se establece una relación causal entre una mutación concreta y el autismo.

6. CÁNCER

Terapia prometedora en cáncer de vejiga.  Investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres, realizaron un ensayo clínico con un anticuerpo desarrollado por Roche, que bloquea a una proteína (PD-L1) que permite que las células tumorales escapen del sistema inmune del paciente. Al bloquear esta proteína, se logra que el propio cuerpo ataque a las células tumorales. Los resultados han sido muy positivos. Se está realizando un ensayo más amplio, si los resultados son similares, el medicamento podría ser usado ya en pacientes de manera extensa hacia finales de 2015. Es importante recordar que hace casi tres décadas que no se producía ningún avance significativo en este tipo de tumor.

Cura Cáncer

 DNA Frankenstein. Investigadores australianos publicaron un estudio en el que describían la formación del llamado “ADN Frankenstein”. Se trata de una enorme estructura bioquímica llamada “neocromosoma” que contiene numerosas copias de oncogenes. El neocromosoma puede estar formado por más de 700 pares de cromosomas combinados de varios fragmentos del genoma. Según D. Thomas, autor del estudio, el neocromosoma es como un Frankenstein, formado de distintas partes de otros cromosomas que se mantienen unidas con puntos de sutura. Las ‘suturas’ que mantienen junta la estructura son un área clave para la investigación de medicamentos que podrían bloquear el crecimiento de estos neocromosomas.

Nuevo tratamiento en cáncer de pulmón. Según un trabajo dela Universidad de Chicago, el compuesto OTS964, podría erradicar tumores de pulmón agresivos con pocos efectos secundarios, según se ha visto en tumores humanos transplantados en ratones. Esta droga bloquea una enzima clave para el proceso de división de las células tumorales (TOPK).

Nuevo tratamiento para el cáncer de mama avanzado. El medicamento Perjeta podría extender la supervivencia de los pacientes en 15 meses (56,5 frente a 40,8 meses de tratamientos anteriores).

7. BIOINGENIERÍA

Curación de heridas. Científicos estadounidenses han desarrollado unas nuevas plaquetas sintéticas que se acumulan en las heridas, coagulando y haciendo que se deje de sangrar hasta tres veces más rápido de lo que sucede con la coagulación natural.

Fabricación de médula espinal. Científicos de la Universidad de Dresden han logrado por primera vez el crecimiento in vitro de un trozo de médula espinal a partir de células madre embrionarias murinas. Esto nos acerca algo más a la posible construcción in vitro de médulas espinales humanas destinadas a transplantes.

Mini-estómagos de laboratorio. Se han logrado crear estómagos miniaturizados a partir de células madre. Se utilizan como modelos para el estudio de las úlceras y cáncer gástrico y la reparación de los daños de la pared estomacal en pacientes.

Por primera vez se logró “crecer” un órgano entero, el timo, dentro de un animal.

Masayo Takahashi, oftalmóloga en el Instituto Riken de Japón, logró con su equipo implantar en una paciente de 70 años con degeneración macular asociada a la edad, la principal causa de ceguera entre la población mundial, tejido de retina fabricado en el laboratorio a partir de una pequeña muestra de su piel. Era la primera vez en el mundo que se realizaba un trasplante semejante para intentar curar la degeneración macular. Y la primera vez que se prueba en humanos un implante fabricado con células iPS.

 8. PREMIOS NOBEL

El Premio Nobel de Medicina fue Edvard Moser, May-Britt Moser y John O’Keefe por  su descubrimiento de las células que conforman en GPS del cerebro.

El Premio Nobel de Química se concedió a Eric Betzig, William Moerner y Stefan Hell por el desarrollo de la microscopía de fluorescencia de alta resolución, que ha llevado a la microscopía óptica a la dimensión nanométrica.

El Premio Nobel de Física fue otorgado Isamu Akasaki, Hiroshi Amano y Shuji Nakamura por la invención de diodos emisores de luz azul altamente eficientes, que han permitido el desarrollo de fuentes de luz  ahorradoras de energía (los LEDs).